martes, 24 de enero de 2017

Nos ha llegado a través del foro para elaborar el Plan de Igualdad del centro, información sobre un blog coeducativo bastante interesante. Dicho blog se llama:  "COEDUCACIÓN- I.E.S" , y nos ha llegado su enlace de la mano de la comañera Ana María Sánchez.

Aquí tenéis la imagen que nos lleva a él:

https://coeducacionies.blogspot.com.es/

domingo, 21 de junio de 2015

Cuentos no sexistas y coeducativos


El papel de los cuentos es esencial en la infancia, ya que en ellos se muestra un mundo mágico en el que la niña y el niño pueden descargar la ansiedad y los miedos reales, expresando sus sentimientos, lo que supone una gran ayuda desde el punto de vista emocional. Si queremos construir una sociedad más igualitaria la lectura infantil y juvenil ha de ser un instrumento que ayude a romper con las ideas estereotipadas que existen en la actualidad sobre las mujeres y los hombres, y que muestre una visión del mundo basada en la igualdad, la tolerancia, el respeto y la libertad. Un mundo donde niñas y niños, independientemente de su sexo, puedan elegir los deseos, sueños e ilusiones que les gustaría alcanzar en la vida y tener las mismas oportunidades para conseguirlos.

El sexismo que ha existido y aún existe en la literatura clásica infantil y juvenil es indigno de una sociedad que lucha por un mundo más justo. Si lo estudiamos con una mirada crítica podemos ver: 

La acción de los personajes: los del sexo masculino suelen ser los protagonistas que toman la iniciativa, los héroes valientes que salvan el mundo y a las mujeres. Al sexo femenino se le sigue presentando a través de personajes secundarios, que esperan ser rescatadas en un papel pasivo. Y cuando aparecen como personajes protagonistas, suelen carecer de autonomía y decisión. De esta manera, entre otros hechos, se invisibiliza que las chicas pueden ser aventureras y valientes y que los chicos también lloran y sienten miedo. 


Descripción de los personajes: las niñas y mujeres son descritas generalmente como bonitas, dulces, delicadas, ingenuas, intuitivas, intelectualmente torpes, etc. Y los niños y hombres, como fuertes, valientes, astutos, agresivos, ambiciosos, e incapaces de expresar sus sentimientos o su sensibilidad. En la misma línea, las niñas que son representadas como valientes suelen ser feas o tener algún defecto, y los niños que demuestran su vulnerabilidad son ridiculizados.

Las tareas que desarrollan los personajes: los personajes femeninos casi siempre están en la esfera privada y suelen ocuparse de las tareas del hogar y el cuidado de las demás personas, lo que es representado como una virtud. Para los personajes masculinos, que casi siempre dominan el ámbito público, sus tareas suelen estar relacionadas con la búsqueda del poder y el éxito, o bien con profesiones de prestigio. 



El mensaje que trasmiten: para las chicas es que cuentan sobre todo con su belleza para triunfar en la vida, que el físico es el arma a partir del cual pueden conseguir lo que desean, en la mayoría de ocasiones a través de un hombre al que deben seducir. De esta forma se las motiva al cuidado de su imagen por encima de cualquier otra actividad, siendo esta otra manera de enseñarles sumisión en lugar de promover su autonomía. 



Modelos: “la princesa”, que solo tiene vida si la “despierta” el beso de algún príncipe. Y el “príncipe azul”, que se cruzará en la vida de las protagonistas “para salvarlas de la desgraciada realidad en la que viven”. Es ese chico apuesto, romántico, valiente, protector, y con alto nivel adquisitivo con el que las chicas acaban soñando cuando llegan a la adolescencia. Al mismo tiempo, a los chicos se les transmite la idea de que tienen que conquistar a las mujeres, ser valientes y decididos, incluso asociando la hombría al ejercicio de la violencia para hacerse respetar, ser valorados por los otros hombres y ser deseados por las mujeres.

Por eso para una educación en igualdad es muy importante que las niñas y los niños se vean representadas como iguales en los libros y para ello son necesarios libros sin prejuicios, sin roles y estereotipos de género. No olvidemos que una educación en igualdad es el perfecto antídoto contra el sexismo y la mejor prevención de la violencia de género.

Fuente: La mochila violeta. Guía de lectura infantil y juvenil no sexista y coeducativa.http://www.dipgra.es/amplia-programa/programas-igualdad/la-mochila-violeta

miércoles, 17 de junio de 2015

Visualización violencia género entre nuestro alumnado

Miles de jóvenes sufren violencia de género. Se hace necesario la visualización.
http://cadenaser.com/ser/2015/06/16/sociedad/1434478016_070555.html

domingo, 14 de junio de 2015

Diferencia entre sexo, género y sexualidad.

Al confundir el sexo con el género se identifican ciertos supuestos que repercuten en una injustificada subordinación. Como establecer que al ser la mujer quien pare a los hijos, es ella quien debe dedicarse a cuidarlos.

Por esto es conveniente definir los conceptos sexo, sexualidad y género ya que son fenómenos bastante complejos que mantienen elementos mutuamente excluyentes e incluyentes entre sí.

a) Sexo: Se refiere a la parte de las atribuciones fisiológicas y anatómicas, desde el término biológico que esencialmente no es susceptible de cambio (Sosa, 2006).

b)    La sexualidad. Entendida como el conjunto de actitudes y conductas relacionadas con el hecho de ser varón o mujer, a través de los cuales expresamos afectos y deseos. Es una manifestación cultural que aprendemos en la vida familiar y social, se da en un contexto y en un tiempo determinado (Sosa, 2006).
La sexualidad tiene también un componente social, que está dado por la cultura y el medio socioeconómico donde se desarrollan las personas. Existen canales de socialización de la sexualidad, los cuales son:

 

a. La familia: Es el medio en el que nacemos y comenzamos a recibir educación acerca del sexo y la sexualidad. 
b. La escuela: Forma en los alumnos modelos y normas de comportamiento sexual.
c. Las amistades: Contribuyen a la formación de creencias, actitudes y comportamientos relacionados con la sexualidad. 
d. La religión: Representa valores morales que influyen en las actitudes hacia la sexualidad de los creyentes. 
e. Los medios de comunicación social Los medios desvirtúan la sexualidad a través de estereotipos sexuales o creencias generalizadas de un grupo cultural respecto a cómo deben ser y comportarse hombres y mujeres.
f. Las Leyes: Son las normas que definen y sancionan ciertas conductas relacionadas con la sexualidad. 

De acuerdo a la referencia citada por el Instituto Nacional de las Mujeres, 2006, la identidad sexual comprende:
  1. La identidad de género: Es el conjunto de representaciones físicas y psicológicas, que corresponden al sentimiento de pertenencia al sexo femenino o masculino. Sin embargo, el género no se deriva mecánicamente de la anatomía sexual o de las funciones reproductivas, si no que está constituido por el conjunto de saberes que adjudica significados a las diferencias corporales asociadas a los órganos sexuales y a los roles reproductivos.
  1. El rol de género: Es el comportamiento masculino o femenino expresado de acuerdo a costumbres y normas de la sociedad. Es todo lo que la persona hace o dice para indicar a sí mismo y a otros, el grado en el que se es hombre o mujer.
  1. La orientación o preferencia sexual: Es el sexo frente al cual se siente atracción. Se puede sentir placer o erotizar con una persona del mismo sexo, del otro sexo, o hacia ambos sexos indistintamente.

c)     Género.

Entendido como el conjunto de construcciones sociales que diferencian a los seres humanos en hombres y mujeres, mientras que como categoría de análisis se utiliza para identificar las características socialmente construidas que definen y relacionan los ámbitos del ser y quehacer femeninos y masculinos dentro de contextos específicos (Aguilar y Mayén, 2007).



El género se representa como una construcción simbólica que, por lo tanto puede transformarse. Se trata de una categoría cultural que diferencia las actividades entre varones y mujeres y que construye a partir de lo que socialmente se considera que debe ser un hombre y lo que debe ser una mujer, es decir, refleja de manera global en todos sus miembros una serie de construcciones sociales que diferencian a unos de otros (INMUJERES, 2006).

La identidad de género se adquiere por un proceso en el que los niños y niñas desde muy temprana edad van siendo formados para el desempeño de aquellos roles asignados socialmente, a fin de que respondan a los comportamientos esperados; a este proceso se le llama socialización de género y tiene gran relevancia en la vida escolar y familiar. La perspectiva de género es una actitud de la vida en que los hombres y mujeres se complementan según el contexto en el que se desenvuelven (INMUJERES, 2006).

Existen en las sociedades muchas formas de establecer diferencias entre las personas, siendo la más común la división por género. Esta categoría empleada desde inicios de la humanidad tiene como fundamento la repartición natural de roles; así mientras a la mujer se le asignan roles reproductivos, al varón se asignan roles comunitarios y productivos.



Alcanzar la igualdad es un proceso largo que requiere incluir la perspectiva de género en todas las ramas de la actividad humana. Vivir con perspectiva de género no es establecer patrones a conveniencia ni mucho menos pretender cambiar al mundo. Lo ideal es entender las necesidades propias y las de aquéllos con quienes convivimos, además de establecer pactos y canales de comunicación para que los otros también sean sensibles a nuestras necesidades (INMUJERES, 2006).

( http://cecysanfeequigenero.blogspot.com.es) 

sábado, 9 de mayo de 2015

"Mamá, no soy un niño, soy una niña"

"Mi hija a los dos años ya sabía que era una chica", afirma la madre de una niña transexual zaragozana de 9 años que este verano ha cambiado de nombre y públicamente ha pasado de ser chico a chica."



La transexualidad en los centros educactivos


Si hablamos de igualdad no podemos olvidarnos de la discriminación por razones de tendencia sexual.
Hoy vamos a destacar el tema de la transexualidad y su impacto en los centros educativos. Recientemente se ha editado un cuento que pretende acercar este tema de forma sencilla a los escolares. Lo podéis encontrar la web de la editorial 



miércoles, 22 de abril de 2015

Vales por lo que eres

¡No midamos la valía de una mujer por su ropa!
Una buena campaña de Cosmopolitan, que promueve la equidad de género y busca romper los paradigmas y estereotipos dañinos hacia las mujeres.

http://www.cosmopolitan.com/style-beauty/a38018/these-powerful-photos-aim-to-put-an-end-to-judging-girls-by-what-they-wear/